In: Noticias0

Hace pocos días regresamos a Colombia luego de un enriquecedor y gratificante viaje de dos semanas a los Estados Unidos en donde participamos en importantes competencias de Mountain Bike con chicos de la Fundación Mezuena. Durante este viaje decidí no publicar noticias o realizar informes convencionales de las carreras sino redactar al final del viaje un escrito un poco mas elaborado para compartir nuestra experiencia, lo cual creo que va mas de la mano con la misión de la Fundación Mezuena de educar y de compartir lo que hacemos, entonces este es mi resumen de nuestro viaje a USA, por Pablo Mazuera Zambrano.

Varios meses de planeación y consolidación de apoyos por parte de los patrocinadores y padrinos nos llevaron a lograr viajar a USA con los dos deportistas mas destacados de nuestro equipo de ciclomontañismo en el inicio de temporada, para así participar en dos competencias internacionales de alto nivel en California. Camilo Gómez de 15 años y Hugo Rodríguez de 14 años, quienes recientemente habían logrado sus títulos de campeones Panamericanos en Colombia en categorías Cadetes 1 y 2, con pasaporte y visa en mano estos dos chicos de familias campesinas de limitados recursos económicos ingresaban por primera vez a un país de habla inglesa y de primer mundo, lejos de casa y sus familias, con la compañía de su manager quien tiene amplia experiencia en este tipo de viajes deportivos.

La entrada al primer mundo siempre es impactante, ver todo organizado, todo limpio, sentir la confianza en el ambiente y el cambio cultural es impresionante. Ver la imponente infraestructura vial, las construcciones perfectas y sentir el respeto que la gente se tiene ente sí, son cosas nuevas para el que solo conoce el caos de nuestro país y para el que está acostumbrado a la desconfianza, al irrespeto, la inseguridad y a la mediocridad de la sociedad. 

BONELLI PARK US CUP PRO XTC

La primera competencia se llevó a cabo en un lindo parque natural llamado BONELLI PARK en la ciudad de San Dimas, cerca a Los Angeles. Una competencia UCI HC, el nivel máximo UCI antes de las World Cup y además Junior Series (como la Copa Mezuena). Un circuito de XCO que ya se había utilizado en anteriores ocasiones en donde estuvimos presentes con Egan Bernal, Brandon Rivera y Wilson Peña. Muy exigente y completo, con un inicio largo por pavimento y carretera destapada, mucho single track, secciones técnicas cortas y muy rápido en general. Un montaje muy sencillo pero impecable y eficiente, poca cinta en la pista, no vimos marshalls en los entrenamientos, no vimos jueces durante el recorrido, solo un sistema básico de inscripciones online, Chips incluidos en los números (no hay dorsales) y personal de logística en el área de meta cumpliendo a cabalidad con los horarios establecidos. La inscripción a cada una de estas competencias vale aproximadamente unos $180 mil pesos colombianos por cada corredor, no hay Kits de competencia y la premiación es una medalla para los 3 primeros. 

En las competencias de USA hay categorías de tres niveles distintos en cada uno de los rangos de edades, CAT 1 (expertos), CAT 2 (nivel medio y CAT 3 (nivel intro). 

Camilo y Hugo tomaron partida en CAT 1 (15-16 años) con otros 28 corredores todos estadounidenses. Camilo es primer año en esta categoría y Hugo pertenece a una categoría inferior pero por edad sería CAT 3 (nivel intro) y queríamos verlo midiéndose con los expertos. Los muchachos estaban a punto de enfrentarse al verdadero nivel continental y a punto de darse cuenta que el Campeonato Panamericano en la actualidad tiene un nivel acorde a lo que yo llamaría un Campeonato Latinoamericano. Los entrenamientos en la pista habían sido muy buenos siguiendo los planes de nuestro coach Hilvar Malaver, nos cuidamos en la alimentación, en el descanso, estuvimos parcialmente desconectados de redes sociales e internet, concentrados y disfrutando del viaje. 

Desde el inicio de la competencia se manejó un ritmo de muy fuerte, la partida era muy larga, alcancé a ver a Camilo y a Hugo metidos entre los primeros hasta que los perdí de vista en donde iniciaba un fuerte asenso por carretera destapada para iniciar el single track. El tiempo promedio por vuelta estaba en 18 minutos, Camilo estaba en contacto con los punteros al pasar para el segundo de los tres giros que harían, se veía conectado y veloz. Luego pasaba un grupo perseguidor y el gran Hugo mas o menos a un minuto y medio de los punteros. Para la última vuelta Camilo se había quedado un poco con respecto a los punteros, había un chico que iba imparable liderando con amplia ventaja. Luego pasaba Hugo en solitario, yo calculaba que estaba cerca al top 10 pero con tantos corredores de distintas categorías en pista era difícil saber su posición real. Los dos lograron mantener su ritmo y finalizaron Camilo #5 y Hugo #10, el primero a dos minutos del ganador. Personalmente creo que es un muy buen resultado para los dos muchachos, es su primera competencia internacional fuera del país, una experiencia nueva, extraña, distinta, con corredores que no conocen y que trabajaron juntos para sacar de la pelea al extraño de Colombia, me sentí muy contento y orgulloso de verlos afrontar este gran reto con profesionalismo, tranquilidad y determinación.

Al finalizar la competencia los vi muy tranquilos, lo habían dado todo, sabían que estaban allí para aprender primero que todo, esto es lo que habíamos conversado en nuestras charlas técnicas previas, el objetivo principal era disfrutar y aprender, la actitud que tomaron me gustó mucho, cero frustración, solo satisfacción. Realizamos el respectivo análisis de la experiencia de cada uno durante la cena acompañados de la comida típica americana, una rica hamburguesa. 

Luego de esta competencia en San Dimas viajamos 552Km por tierra hacia el norte de California a la ciudad de Monterrey, en donde se realiza el Sea Otter Classic en el autódromo de Laguna Seca. También visitamos las instalaciones de SPECIALIZED BICYCLES en la ciudad de Morgan Hill, en donde pudimos ingresar el inspirador museo de ciclismo de la prestigiosa marca que patrocina los proyectos de la Fundación Mezuena desde el año 2010. 

SEA OTTER CLASSIC

El festival de ciclismo mas grande y tradicional a nivel mundial el cual incluye competencias de las distintas modalidades del ciclismo de ruta y MTB para todas las edades a las cuales asisten corredores profesionales destacados y además el evento cuenta con una imponente feria comercial con la presencia de mas de 300 marcas de la industria mundial del ciclismo.

El Cross Country se lleva a cabo como modalidad marathon en un recorrido bastante largo y exigente, partiendo desde el centro del autódromo, tomando parte de sus amplias y empinadas curvas pavimentadas, entrando luego a caminos destapados muy empolvados y tomando espectaculares trails o senderos tipo “bike park” tanto en asenso como en descenso, con un terreno absolutamente árido y arenoso.

Conocimos el recorrido dividiéndolo en dos partes los días jueves y viernes para evitar un desgaste innecesario, el sábado rodamos suave por pavimento realizando activaciones pre competitivas en ascenso y el domingo se realizó la esperada carrera. Camilo competía a las 7:30am en CAT 1 (15-16) dando una larga vuelta de 46km con 1270 metros de desnivel y Hugo a las 10:30am en Cat 3 (14 años) con una vuelta de 30Km y 938 metros de desnivel. Yo también competiría en CAT 3 realizando el mismo recorrido de Hugo a las 10am.

Camilo partió con su categoría puntualmente a las 7:30, habíamos llegado temprano al lugar del evento para alistarnos con tranquilidad, desde la primera curva perdíamos la visual del grupo que iniciaba con un ritmo frenético, ahora debíamos desayunar con Hugo para nuestra competencia y esperar la llegada de Camilo calculando un tiempo de carrera de dos horas aproximadamente. Para mi criterio la categoría de Camilo debió haber realizado el recorrido de los 30Km debido a su edad, el de los 46Km estaba bien a partir de los Juniors (17-18)

El gran Camilo llegó a meta en la posición #12 con un tiempo total de carrera de 1h 58min. Lo vi tranquilo, contento, expresando que lamentablemente el inicio fue muy fuerte y largo para el pues fueron varios km a tope antes de entrar a los senderos, y los muchachos no están acostumbrados a esto en Colombia. Nos contó que lo dio todo, que en las subidas se sentía muy bien pasando corredores y en los trails ya iba mas fluido que antes y sentía que podía ir mas rápido pero el tráfico se lo impedía. Fue una excelente carrera para el campeón, de nuevo algunos trabajaron en su contra, las diferencias de tiempo en este recorrido eran fáciles de lograr y al mismo tiempo difíciles de acortar.

Llegaba el turno para Hugo quien partía a las 10:30am mientras el manager cumplía su primera media hora en la pista. Aunque era un recorrido mas corto que el de la CAT 1 no dejaba de ser mega exigente físicamente y complicado. Hugo llegó a meta en la posición #2 con un tiempo total de 1h 30min con buen semblante y con cara de coraje, expresando que al haber estado en la última categoría en partir tuvo que sobrepasar mas de 100 corredores y el ganador se le escapó fácilmente en los trails por el tráfico. Un importante podio internacional para Hugo, que al principio por errores digitales apareció clasificado #4 en los resultados y luego de realizar la respectiva reclamación ocupó su verdadero lugar.

Una experiencia única para los dos muchachos y para mi como manager, compartiendo y conviviendo juntos sin contratiempos, actuando como mini profesionales del deporte, tomándose las cosas con responsabilidad, seriedad y al mismo tiempo con alegría y tranquilidad.

Un nuevo mundo para ellos, un idioma diferente, gente distinta, rutinas y costumbres extrañas, pistas nuevas, terrenos no cotidianos, alimentación complicada, cansancio por los viajes e incomodidades, todo esto hace parte del aprendizaje, de la cancha que deben adquirir y la actitud que deben asumir cuando se trata de participar en eventos fuera de casa, representando a Colombia, lejos de los nuestros. 

Me podría extender muchísimo mas pues las anécdotas son infinitas, pero prefiero finalizar este relato dejando el mensaje de que mientras haya interés, disciplina, compromiso por parte de los muchachos y buena comunicación con ellos y sus familias, lo que mas cuenta es la experiencia que puedan lograr en estas competencias internacionales, los resultados siempre llegaran a su debido momento.

Gracias a Camilo, Hugo, a sus familias, a nuestro entrenador Hilvar Malaver, a nuestro mecánico Gustavo Zaraza, a la familia Mezuena y a los que nos dieron su apoyo para hacer este viaje una realidad, especialmente a Specialized Colombia, Muebles Tugó, Sram Colombia y Padrinos Mezuena.

Aplicaremos a nuestras vidas personales y deportivas todo lo bueno que hemos aprendido del primero mundo.


PABLO MAZUERA ZAMBRANO

pablomazuera@mezuena.com

#PurActitud 

Comentarios

Comentarios